Archivo de la etiqueta: goettingen

FIN DEL ERASMUS.

Los buenos propósitos están para no cumplirlos, o para volver a plantearlos al año siguiente. Yo el de mi blog Erasmus ya no lo voy a poder replantear, porque, desafortunadamente, el Erasmus sólo se vive una vez. Y ahora echo la vista atrás y me da rabia no haber contado más, no haber compartido más experiencias y curiosidades que he ido descubriendo a lo largo del año. No he explicado qué es una VERDADERA barbacoa en Alemania. Ni la importancia de no juntarse con gente que sea de tu país. Ni he podido desmentir el mito del Erasmus-Orgasmus. Tampoco he podido (ojo, digo podido como si una fuerza mayor me hubiese prohibido escribir, cuando sé que es culpa mía) hablar de las ciudades que he visitado, las que recomiendo y las que no tanto. Ni de mis frecuentes visitas al Primark de Hannover, ni de todas las palabras en diferentes idiomas que he aprendido (entre ellas, las más queridas por todos es la que se dice cuando se brinda, ¡naturalmente!). Ni de cuando corrí mi primera carrera, que es especial por haber sido en Göttingen. Ni de los restaurantes fabulosos donde he estado. Pero bueno, aunque no lo escriba, espero no olvidarlo para poder contárselo a quien lo pregunte.

10 meses dan para mucho. Para perderse en lo novedoso, para hacer de una lengua extranjera tu segunda casa, para querer una ciudad, para aprender a apañárselas, para asquearse del tiempo, para visitar lugares nuevos, para mezclar lenguas, para correr por caminos diferentes, para hacer cosas que nunca se han hecho antes, para adaptarse a otros horarios, para enamorarse, para desenamorarse, para fotografiar recuerdos, para inspeccionar quiénes somos, para viajar, para escribir un poco, para leer más, para verse reflejado en otras culturas, para entender qué lugar ocupamos, para perder el tiempo, para probar nuevos sabores, para echar de menos nuestra casa, para conocer gente maravillosa, para elegir amigos, para crear otro tipo de familia.

Me voy de Göttingen, pero me llevo conmigo un baúl de experiencias y recuerdos que no voy a olvidar.

 

 

Anuncios

GÖTTINGEN DIE NACHT

Uno de los requisitos que muchos (casi todos) estudiantes miran a la hora de elegir un lugar para irse de Erasmus, es la marcha nocturna de la ciudad. Si no encuentran fiesta, la crearán ellos. Göttingen, por ser ciudad universitaria y tener más estudiantes que cualquier otra cosa, está bien provista de lugares para salir de marcha. No es Madrid, pero si quieres fiesta, la tendrás TODOS los días (menos domingo y lunes, que son para descansar).

Bar-racuda: Es un bar que sólo abre los martes, situado en el sótano de Akademische Burse, una residencia que está en pleno campus universitario. Para entrar tienes que llamar al telefonillo (998), como si fuese una fiesta privada. Bajas las escaleras (puede que te cruces con erasmus en albornoz saliendo de la ducha o con pequeñas reuniones en pijama) y… entras en el horno. Guardarropa DIY (como se llene mucho de gente, verás que gracia encontrar luego tu abrigo), pasillo oscuro para fumadores y besos (si no eres muy agraciad@, ve ahí. Como no hay luz te verán menos). La cerveza vale 1€ antes de las 24h, los chupitos siempre valen 1€ (de Jägermeister. Si eres erasmus y no bebes Jägermeister, no mientas, no eres erasmus). El ambiente está bien para una conversación tranquila o un futbolín, pero no para bailar. La música está demasiado baja.

Thanners: Pub típico alemán (o irlandés, a estas alturas no sé muy bien qué decir). Todo de madera, con muchas esquinillas donde sentarse a conversar. Cada día hay oferta de algún tipo de cerveza/cocktail, pero debes ir los miércoles, porque es cuando más gente hay. No vayas muy tarde (esto es, ve antes de las 22h), porque si no, no habrá sitio para ti. Frecuentado por alemanes, suele ser el sitio de pre-drinking, antes de entrar a alguna discoteca.

EinsB: En el centro de la ciudad, tienen fiestas cada dos semanas más o menos. Van sobre todo alemanes, no encontrarás muchos extranjeros. La música de siempre, la típica gente de siempre. Está bastante bien, a pesar de no ser muy grande. No lo confundas con Freihafen, la discoteca que hay en el piso de abajo. A veces las fiestas son conjuntas y puedes moverte tanto en el piso de arriba como en el de abajo. Pero otras veces, serán fiestas diferentes, con precios y entradas diferentes. En Freihafen la música es más alternativa (hip-hop, folk, house, etc.)

Savoy: La discoteca “pija” de Göttingen. Los seguratas a la entrada deciden si entras o no según el grado de alcoholemia que tu cuerpo esté soportando en ese momento. Si eres español o italiano, te mirarán mal. Debes ir bien vestido (es el único lugar donde he visto chicas con tacones). Al entrar te dan una tarjeta blanca. ¿Quieres beber algo? Das la tarjetita blanca, y al final de la noche, al salir de la discoteca, pagas. Puede que te lleves un susto y no puedas volver a salir durante dos semanas. Pero vas borracho como una cuba y ya, como que da igual.

Jt-keller: Como su nombre indica, es un sótano bastante grande, y bastante oscuro. Tiene una zona con sofás para sentarse y conversar; y la pista de baile. Creo recordar que la decoración se basa en cortinas rojas de terciopelo, pero hace bastante que no voy, así que tampoco me lo tengáis en cuenta. La música está muy bien, y hay tanto alemanes como extranjeros. Es uno de mis “clubs” favoritos.

Stilbrvch: Discoteca (¿se puede llamar discoteca? Lo estoy pensando aún) de la universidad, justo al lado de la biblioteca (todo muy lógico). La entrada es barata y las bebidas dentro también. Las únicas zonas iluminadas son los baños. El resto, como la boca del lobo. Es el lugar ideal para encontrar moscardones (y moscardonas) que intentarán arrimar lo que puedan.

Red Carpet: Antro. No sé ni por qué lo menciono. No entres.

Villa Cuba: Pub con música latina, tranquilo. Todos los tipos de cerveza que desees estarán aquí. Decoración latinoamericana: palmeras, collares hawaianos, más palmeras…

Irish Pub: Igual que el anterior pero ambientado en Irlanda. Bastante acogedor, a veces hay música en directo y entonces no podrás mantener una conversación sin gritar.

Alpenmax: La entrada vale 1€, y hasta cierta hora, todas las bebidas también. A veces pueden costar hasta 0’5€. ¿Dónde está el truco? Música folk, metal, heavy, etc. Amantes del reggaetón y la electrónica, abstenerse (Ojo, hay días que ponen música comercial, quizás te interese).

Sea como sea, lo que jamás debe faltar después de la fiesta, es una visita a Pinnochio para tomarse un döner, o unas pinnochio pommes y acostarse con el estómago contento.

COMER EN GÖTTINGEN

Göttingen ofrece millones de posibilidades a la hora de comer. Desde un internacional McDonalds (¿quién quiere ir ahí siendo un pobre estudiante?) hasta los Döner Kebab que hay en la calle principal de la ciudad (hay como… uno cada cinco pasos) y que posiblemente te salven más de una vez cuando la borrachera cree un agujero negro en tu estómago.

Los supermercados que hay aquí se clasifican en tres niveles. Lidl y Aldi son los que todos conocemos porque también están en España, y las marcas son las mismas (si no, parecidas) y los precios muy baratos. El Lidl que está más cerca de mi residencia es grande y tiene todo lo básico para comer bien, a Aldi no he ido y no creo que lo haga. Con un poco más de caché, están Rewe y Netto. Son un poco más caros, pero también tienen más variedad. Sobre todo en fruta y verdura. Y con más nivel todavía, está Aliman. Supongo que este supermercado es para ricos, para gente que duerme en camas de agua y se baña en purpurina. Es bastante caro por lo que me han dicho, así que ni he entrado ni entraré.

Supermercados aparte, me he dado cuenta de que casi todos los estudiantes Erasmus (por lo menos, los de mi residencia) desayunan Muesli, cereales que mezclan con leche y calientan en el microondas hasta que se crea una masa viscosa de color amarillento. Queridos, no sabéis qué es desayunar mollete con aceite y tomate…

Para terminar, no puedo olvidarme del Mensa. Es el comedor de la universidad, con una capacidad para… diría que para la mitad de la ciudad. Es enorme. Todos los días (excepto festivos, sábados y domingos) ofrece dos menús a precios realmente ridículos (para estudiantes de la universidad entre los 2 y los 4€). Si no quieres menú, puedes también elegir entre diferentes tipos de pasta, patatas, sopas, purés, postres, carne, pescado, comida vegetariana y comida light. Los sábados también está abierto, pero sólo ofrecen el menú.

4923-org

Está llena de vida y de ambiente estudiantil. Gente joven por todas partes. Lo único negativo es que cierra a las 14:30h, lo que te obliga a cambiar tus horarios españoles por los alemanas y comer a la 1 de la tarde. Todo es acostumbrarse. Ahora, para mí, las 15h es plena tarde, y las 19h30 es el comienzo de la noche.

Mittagessen-wie-in-alten-Studientagen_ArtikelQuer

 

Hablando de comienzos… Tengo hoy la primera barbacoa con los estudiantes Erasmus.

Wünscht mir Glück!