Archivo mensual: julio 2014

FIN DEL ERASMUS.

Los buenos propósitos están para no cumplirlos, o para volver a plantearlos al año siguiente. Yo el de mi blog Erasmus ya no lo voy a poder replantear, porque, desafortunadamente, el Erasmus sólo se vive una vez. Y ahora echo la vista atrás y me da rabia no haber contado más, no haber compartido más experiencias y curiosidades que he ido descubriendo a lo largo del año. No he explicado qué es una VERDADERA barbacoa en Alemania. Ni la importancia de no juntarse con gente que sea de tu país. Ni he podido desmentir el mito del Erasmus-Orgasmus. Tampoco he podido (ojo, digo podido como si una fuerza mayor me hubiese prohibido escribir, cuando sé que es culpa mía) hablar de las ciudades que he visitado, las que recomiendo y las que no tanto. Ni de mis frecuentes visitas al Primark de Hannover, ni de todas las palabras en diferentes idiomas que he aprendido (entre ellas, las más queridas por todos es la que se dice cuando se brinda, ¡naturalmente!). Ni de cuando corrí mi primera carrera, que es especial por haber sido en Göttingen. Ni de los restaurantes fabulosos donde he estado. Pero bueno, aunque no lo escriba, espero no olvidarlo para poder contárselo a quien lo pregunte.

10 meses dan para mucho. Para perderse en lo novedoso, para hacer de una lengua extranjera tu segunda casa, para querer una ciudad, para aprender a apañárselas, para asquearse del tiempo, para visitar lugares nuevos, para mezclar lenguas, para correr por caminos diferentes, para hacer cosas que nunca se han hecho antes, para adaptarse a otros horarios, para enamorarse, para desenamorarse, para fotografiar recuerdos, para inspeccionar quiénes somos, para viajar, para escribir un poco, para leer más, para verse reflejado en otras culturas, para entender qué lugar ocupamos, para perder el tiempo, para probar nuevos sabores, para echar de menos nuestra casa, para conocer gente maravillosa, para elegir amigos, para crear otro tipo de familia.

Me voy de Göttingen, pero me llevo conmigo un baúl de experiencias y recuerdos que no voy a olvidar.

 

 

Anuncios